Lic. Maximiliano Benedetti.

 

Habitualmente en el ambiente del Rugby, muchos entrenadores nombran la palabra “COMBATE”. Desean que su equipo o sus jugadores sean combativos, pero ¿bajo que condiciones?¿, ¿Qué sucede en el deportista frente a esto?.

Denominan al Rugby como un deporte de combate.
Pero ¿Por qué éste termino es tan mencionado?.

Para ello haré una referencia teórica para dar cuenta de éste término, el cual resulta algo llamativo.

Al plantearme el término de Combate o aquello que tiene que ver con la lucha o la batalla en el aspecto deportivo, específicamente en el Rugby; se me ocurrió focalizarlo preguntándome:

¿Cómo se enfrenta uno ante la adversidad?

Cada  deportista se enfrenta a una tarea a realizar, donde la  misma  puede ser afrontada de distintas maneras.

Combate seria éste enfrentar la tarea (tareas deportivas); un enfrentamiento ante la adversidad, juzgándola como un desafío, combatiendo la situación puesta en juego.

Las Tareas Deportivas son clasificadas en función de su grado de  COMPLEJIDAD, como así también en su grado de DIFICULTAD o PERCEPCIÓN DE DIFICULTAD.

Todo deportista, cuando se encuentra ante una tarea, no solo contiene un grado de complejidad, sino que también va acompañada del grado de percepción de la misma.
Es decir que el deportista realiza una percepción y juicio  de la situación; de modo que lo subjetivo se hace presente, poniéndose en relieve la historia de ese sujeto en particular.

El deportista tiene una velocidad extraordinaria de pensamiento, el cual desempeña un papel de gran importancia en el desencadenamiento  de  las  reacciones emocionales. Por ejemplo las sensaciones se relacionan siempre con los juicios que tenga de la situación.

Las  emociones  surgen  como  consecuencia  de  las  percepciones  y  valoraciones  del sujeto frente a la tarea; por ejemplo, las emociones negativas aparecen cuando las apreciaciones aparecen como señales amenazadoras.

El deportista realiza una proyección de sus pensamientos, proyectando en el exterior ( tarea deportiva) aspectos interiores, es decir elementos subjetivos.

Para  ello  es  de  gran  importancia  evaluar  con  que  grado  de  dificultad  percibe  el sujeto.

A partir de poder tener realizada una evaluación psicodeportológica, la función del psicólogo será dirigida al perfeccionamiento deportivo; es decir que se apunta a una mayor complejización de la tarea, ayudar al deportista a ser mejor.

Si  queremos  ser  mejores,  tenemos  que  ser  más  complejos;  de  eso  se  trata  la COMPETENCIA.

Por  ello  es  necesario  comprender  la  noción  de  la  superación  de  obstáculos, superación de la tarea, ADVERSIDAD.

Aquí aplico con énfasis el término de COMBATE, donde en el RETO se encuentra la actitud de lograr superar obstáculos.

(DESAFIÓ = COMBATE)

Pero para poder lograr esto, es necesario realizar un proceso a desarrollar, donde el individuo  tendrá  que  elaborar  ciertas habilidades,  tanto  físicas/  técnicas/  tácticas como psíquicas.

Para ello es de gran utilidad la configuración de un apropiado trabajo de entrenamiento  mental.  El mismo será elaborado acorde  a  la singularidad de cada deportista, dado  que  lo considero  como un traje  a  medida;  donde no se  puede reducir una estructura de trabajo para todos iguales.

Las  habilidades  psíquicas  son  entrenables  como  lo  son  las físicas.  Mediante  la repetición metódica de las técnicas, el deportista podrá apropiarse de herramientas que le facilitara su desarrollo deportivo.

Hay  que  ayudar  al  deportista  a  que  pueda  sentirse  capaz  de poder  adquirir habilidades  que  le  posibilitaran  poder  sortear obstáculos;  de  modo  que  teniendo habilidades  para poder hacerlo, ello  lo  motivara a poder  superar la tarea y por lo tanto a sí mismo.

Los deportistas exitosos, presentan una configuración psicológica que integran una adecuada-Auto  confianza,  -Concentración  en la tarea y -Habilidad  para dominar  la ansiedad. Estas  características  se pueden  desarrollar  mediante el entrenamiento psicológico correcto.

Por lo tanto, la dificultad de la tarea puede variar a partir de haber aprendido ciertas habilidades psicológicas.

Otras de las cuestiones que determinan el grado de dificultad percibida de la tarea, son las creencias que tiene el sujeto; la Atribución causal del Éxito y de Fracaso.

Estas se subdividen en -si esta centrado en sí mismo, -en las condiciones externas, – en la suerte.

Esto esta referido en donde el deportista deposita la responsabilidad de los hechos; si esta  centrado  en sí mismo, la  responsabilidad  de los hechos esta  en él mismo, donde solo depende de él. En cambio si está en el exterior o en la suerte, él no se hace responsable de lo que ocurre en la tarea misma o adversidad.

No  toma  un  rol  protagónico  en  la  tarea,  si  no  que  lo  deriva  al exterior,  la responsabilidad es del otro; por lo tanto no está en un nivel competitivo, donde depende de  él la superación  de obstáculos.  Es  por  ello  la  importancia  que  el deportista se sienta responsable en su actuar, donde los beneficios de su actuar son para él y no  para  un  otro; de esta forma se centra en sí  mismo, logrando combatiendo (desafiando) a la adversidad.

Por lo tanto el éxito, necesariamente, debe orientarse hacia la autorrealización.

Los entrenadores son quienes pueden influir verdaderamente al deportista, de modo que son ellos quienes tienen la posibilidad de dirigir a sus deportistas en dirección de la responsabilidad de los mismos (dueño y protagonista de sí mismo).

Por lo tanto es el entrenador quién tiene la capacidad de incentivar, de influir a sus deportistas, generando en ellos un ánimo o actitud Combativa.

Hoy en día en muchos deportes, existen diferencias de niveles deportivos y es marcada la diferencia encontrada en el aspecto mental.

Hoy  por  hoy, en el aspecto físico-táctico-técnico se han emparejado muchos deportistas, pero no así tanto en el aspecto mental; es por ello, la gran importancia que tiene el mismo.

Esto se puede visualizar, desde ya hace un tiempo atrás, en el Básquet de la NBA donde  las  finales  se  ganan  en  el  último minuto;  en  el  Rugby  esta  ocurriendo  lo mismo,  ejemplo: Campeonato  Mundial  2003,  Inglaterra  gana  con  un  Drop  de  su Apertura (Wilkinson) en el último minuto.

Con todo esto quiero decir, que hay deportistas que han desarrollado habilidades mentales de Concentración, Autoconfianza, Control de las Ansiedades, etc. y es ello lo  que  esta  marcando  la  diferencia.   Es fundamental tener una actitud de Competitividad, donde el deportista se orienta al perfeccionamiento de sí mismo intentando mejorar; para ello necesita de herramientas que le sean útiles para su desarrollo como deportista.

Bibliografía

Balaguer, I. : “Entrenamiento Psicológico en el Deporte”. Autoconfianza, 177-202. Albatros Educación (1994).

Buceta, J. M.: “Definición y Evaluación del Rendimiento deportivo: Conceptos y

Características Metodológicas”. Variables Psicológicas y variables de Rendimiento, 31-32. Master Universitario y Especialista Universitario en Psicología de la Actividad Física y del Deporte.

Buceta, J. M. : “Psicología del Entrenamiento Deportivo”. Aprendizaje de Habilidades Psicológicas, 267-310. Dikinson-Psicología.

De Diego, S y Sagredo C. : “Jugar con Ventaja”. Motivar hacia una Meta, 59-86. Alianza Deportes, Madrid (1992).

García Ucha, F. E. : “El Papel de las Emociones en el Deporte”. Universidad de Buenos Aires(1996).

Garfield, Ch.: “Rendimiento Máximo”. El Ensayo Mental,115-136. Martínez Roca, Barcelona(1987)

Gil Martínez, J. P. : “Entrenamiento Mental Para Deportistas y Entrenadores de Elite”.
Relación entre Habilidades Psicológicas y El Rendimiento Deportivo, 37-39.
Establecimientos de Metas: Metas a Corto y Largo Plazo,67-71. Imprenta Grafisol,
Valencia (1991).

González, J. L. : “Psicología y Deporte”. Planificación del Entrenamiento Psicológico del Deportista, 223-238. Biblioteca Nueva, Madrid (1992).

Williams, J. M. : “Psicología Aplicada al Deporte”. Entrenamiento Mental para el Alto Rendimiento. Biblioteca Nueva, Madrid (1991).