Lic. Adriana Mirella

Introducción

Se han observado en los últimos años un incremento notable de patologías de la imagen corporal, tanto en mujeres como en varones.
El excesivo culto al cuerpo que rige los modelos estéticos de nuestro tiempo rozan los consecuentes cuadros patológicos que lo acompañan, a saber: BULIMIA, ANOREXIA, ADICCIÓN A LAS CIRUGÍAS ESTÉTICAS Y VIGOREXIA etc., son algunas de las modalidades clínicas en las que se manifiestan.

Sin duda podríamos inferir que la exacerbación del cuerpo perfecto, y el cuerpo como objeto de consumo tienen bastante que ver con los valores post- modernos nuestro tiempo, tomando como modelo de lo trascendente e importante a aquello que es lo mas superficial, vulnerable y banal: EL CUERPO PERFECTO
El esquema de las series complementarias serviría para fundamentar una posible etiología multicausal de los trastornos en relación a la imagen corporal

I) factor predisponente – herencia mas experiencias infantiles, (Como estructura premorvida.) al que se acoplaría:
II) factor desencadenante – hecho actual (Moda, medios de comunicación, campañas publicitarias etc.)

Planteamiento del problema

Este trastorno la vigorexia, que aun no se halla incluido en el DSM IV ( Clasificación y criterios diagnósticos sobre afecciones psiquiátricas),es sin duda el reflejo de los tiempos que corren y comienzan a observarse en un crecimiento progresivo, en entornos determinados ( gimnasios de aparatos, deportes en los que no se efectúan control antidoping, deportistas muy obsesivos, físico culturistas etc.)afectando a la población adolescente y adulta preferentemente masculina.
Plantearemos como problema como la falta de información , y formación de algunos profesionales, que en relación a trastornos como la vigorexia han propiciando su incremento en lugar de favorecer su prevención.

¿Qué es la vigorexia?

Esta afección cuyo nombre científico es “dismorfia muscular ”fue diagnosticada por primera vez, en 1993 por el Psiquiatra Harrison G. Pope, del Hospital Mac Lean de la facultad de Medicina de Harvard en los Estados Unidos y la ha definido como una distorsión de la imagen corporal caracterizada por las que las personas que la padecen se consideran siempre demasiado pequeñas o enclenques motivo que los lleva a aumentar continuamente el volumen de sus cuerpos mas particularmente el de su masa muscular.
La vigorexia suele acompañarse por la practica compulsiva de ejercicios, dietas hiperproteicas, y el uso de determinados fármacos que faciliten el aumento de la masa muscular de modo artificial ( esteroides anabolizantes, testosterona, hormona del crecimiento etc.)
También se lo ha nombrado como complejo de Adonis, el mal de los gimnasios, adicción al gimnasio, o como la anorexia masculina por las semejanzas en sus síntomas aunque la búsqueda de ideal corporal es patológicamente opuesta.
Esto ultimo se debe a que comparte algunas características de los trastornos de la conducta alimentaria (TAC) como la bulimia y la anorexia y también con los trastornos obsesivos compulsivos (TOC).
En una charla amena con Horacio Anselmi ( Entrenador de fuerza y Preparación Física de deportistas de alto rendimiento de nuestro país) opina : ” En realidad desde el punto de vista del deporte el vigoréxico a mi entender, lo que hace es disminuir su capacidad de rendimiento, lo único que le importa es entrenar del cuello para abajo, y no hay en su cabeza metas u objetivos claros desde el aspecto deportivo, sino solo el de modificar su imagen física.”
En su libro “Preparación Física para deportes de combate” Dice: “ Quizás vinculado a la figura de Van Damme o de otros actores musculados que representan deportistas de combate, las personas se han volcado hacia la practica del fisicoculturismo , creyendo que su apariencia mejoraría su eficiencia.
El fisicoculturismo es una disciplina, que se basa en ejercicios aptos para la construcción de un esquema corporal determinado.
La mayoría de los ejercicios que le son eficaces tienen desarrollos lentos y los desarrollan en varias repeticiones , con el objetivo de acumular ácido láctico y favorecer las fibras Ft a , que son las que mas facilidades tienen para hipertrofiarse.
Estos ejercicios no solo no mejoran las fibras explosivas , sino que empeoran notoriamente sus posibilidades de sincronización para una acción potente”.
Realiza así algunas observaciones que se refieren a ciertos modelos socioculturales vendidos por los medios que llevan a un imaginario popular sobre acciones
erróneas ,frecuentes en muchos gimnasios , cuando no se tiene un fundamento fisiológico sobre entrenamiento.

Características e indicadores sintomáticos

– La edad afectada oscila entre los 17 a 30 -35 años.(Adolescencia y adolescencia tardía.)
– Se observa en población de clase media , y media alta.
– Distorsión severa de la imagen corporal, y obsesión por ella.(Siempre se perciben como muy pequeños, y escuálidos aunque se observe todo lo contrario).Debe tenerse en claro que hay perdida de la realidad en la percepción de la imagen corporal.
– Conducta de tipo adictiva, compulsión al entrenamiento, el gimnasio pasa a ser su segundo hogar.
– Sienten depresión, ansiedad, culpa y mal humor cuando no puede asistir a entrenar,( debido al incremento de endorfinas)
– Tendencia a la automedicación.(anabolicos, testosterona, esteroides aminoácidos, etc. muchas veces estos productos suelen ser de venta libre , o se los ofertan en los mismos gimnasio por profesionales incompetentes.)
– Modificación de la dieta (Ingestas excesivas de proteínas e hidratos de carbono, y pobres en grasas.)
– Baja autoestima.
– Periodo de incremento de casos ,época estival
– Desproporción del aspecto corporal : cabeza pequeña en relación al cuerpo voluminoso (aspecto romboidal)
– Aspecto narcisista, siempre se preocupan como engrosar sus músculos a cualquier costo ( Se observan permanentemente en el espejo sobre todo en sus sesiones de entrenamiento)
– Perdida de las relaciones sociales por su relación adictiva con el gimnasio.

Consecuencias

Nada mas alejado de la practica deportiva para la salud que el sobreentrenamiento, sin los controles de los profesionales mas idóneos.
– La sobrecarga de pesos en el gimnasio repercute negativamente sobre el sistema osteo articular y sus componentes de unión ligamentos tendones y músculos, llevándolo a frecuentes lesiones de desgarros, esguinces y dolores permanentes.
– El uso de anabólicos y esteroides traen como consecuencia masculinización y trastornos menstruales en la mujer como también problemas cardiacos, retención de líquidos, acné, atrofia testicular, disminución de la formación de espermatozoides y consecuentemente impotencia sexual y cáncer de próstata en los varones
– .Los cambios metabólicos producidos repercuten en el hígado trayendo aumento de colesterol sangre, calambres musculares, y problemas renales.
– El aumento de endorfinas también influyen desde el estado anímico produciendo bienestar , y mayor tolerancia al dolor pero a su vez propician sensaciones opuestas al dejar de hacer ejercicio excesivo.
– Aparición de desequilibrios a nivel de neurotransmisores del S.N.C.

Aspectos de la prevención y tratamiento

Debe tenerse en cuenta que la población de riesgo son aquellos varones adolescentes que asisten a gimnasios, o practican un deporte, sin profesionales idóneos, donde el plan de entrenamiento o la suplementación la realizan (sin que esta fuese necesaria) entrenadores, Profesores de Educación Física, Instructores sin titulo oficial, o “patovicas” improvisados que prometen soluciones mágicas al adolescente en medio de sus naturales cambios corporales.
La falta de información sobre esta problemática sigue siendo llamativa, a la vez que incrementan las campañas publicitarias que venden cuerpos perfectos, falseando el concepto de salud en relación a la actividad física.
Desde el punto de vista del tratamiento, este debe ser interdisciplinario. Desde el abordaje de terapia individual, y grupal, controles clínicos por las disfunciones posibles a nivel orgánico ,estudios de laboratorio a cargo del medico, control de dietas adecuadas por nutricionista especializados en trastornos de alimentación, regulación de la actividad física con un programa adecuado, contar con el apoyo del entorno afectivo del sujeto y contención familiar.
En algunos casos requiere de la asistencia del especialista en psiquiatría, control Psicofarmacológico cuando haya desequilibrios a nivel de la serotonina pudiendo ocasionar manifestaciones depresivas.

Inferencias sobre encuestas realizadas en relación a la vigorexia

Se realizo una encuesta a 225 varones entre 18 y 30 años, durante los meses de agosto y septiembre del corriente año (2004). Todos ellos tenían alguna relación con la actividad física ( Estudiantes de Profesorado de Educación Física, deportistas, y asistentes a gimnasio de aparatos).La misma consistió en 8 preguntas apuntando a la problemática especifica ,a fines de recabar información referida a aspectos de la imagen corporal, hábitos en relación a la actividad física y a conducta alimenticia.
Se realizo también una puntuación para poder interpretar que porcentajes representaban mayor población de riesgo entre los entrevistados y se obtuvieron los siguientes datos .
Entre 0-3 puntos sin presencia de indicadores de riesgo: 66%
Entre 4-6 puntos con mediana presencia de indicadores de riesgo: 22%
Entre 6-10 puntos con altos indicadores de riesgo: 12%

ENCUESTA
SI / NO
1- ¿ Alguna vez se sintió disconforme con su cuerpo?
44%
56%

2- ¿Realizo actividad física para modificar su cuerpo?
66%
34%

3- Entrenando 2 o 3 veces por semana
51%
49%

4- Entrenando todos los días con intensidad.
18%
82%

5- ¿Alguna vez realizo dietas , o tomo suplementación junto con el entrenamiento?
37%
63%

6- ¿Fue realizada por profesional competente?
19%
81% No tomo

7- ¿Lo tomo en forma libre?
22%
78% No tomo

8- ¿Conoce Ud. que es la vigorexia?
13%
87%

Conclusiones

  1. Los datos mas relevantes surgen desde el desconocimiento del padecimiento, siendo tal vez una de las formas de prevención primaria las campañas de difusión e información, sobre las consecuencias del trastorno.
  2. Un grupo importante si bien dice no estar disconforme con su cuerpo , recurre a la actividad física moderada para mejorar su aspecto físico.
  3. En relación a la utilización de suplementación o recurrir a dietas los valores están por debajo de la mitad de la muestra.
  4. Si bien los porcentajes de riesgo de la población encuestada no son muy altos debería hacerse hincapié sobre postulados y modelos de “belleza” mas acordes a los modelos de salud y no la fantasmática del culto de un cuerpo perfecto objeto de consumo que lleva a la muerte (llámese anorexia, bulimia, vigorexia etc.)
  5. Elevar el nivel de profesionales que realizan entrenamientos, o administran suplementación sin conocimiento, realizando así un acto de iatrogenia profesional, y por lo tanto propiciar el trabajo interdisciplinario.

Donde consultar en Argentina

CENARED- DEPARTAMENTO MÉDICO. (054)- (011) – 4623-2299- Interno 21

Bibliografía

– Aberastury-Nobel “Adolescencia Normal” Ed.Paidos. Argentina.
– Anselmi ,H. ”Preparacion Física para Deportes de Combate” .Ed Gráfica Alsina.
– Muñoz Soler ,A. “Trastornos Mentales en el Deporte”Ed.Tutor .España.
– DSM IV.Criterios diagnósticos. Trastornos de alimentación. Trastornos obsesivos compulsivos. Ed. Masson.España
– Mendez, S ,A ”Hormonas y Actividad Física”
– Morehouse- Millar “Fisiología del ejercicio”Ed.El Ateneo.Argentina.
– Jaume Cruz Feliu, y otros.”Psicologia del Deporte”.España.
– Mila-Menendez-Franchella-D’Angelo-Papini y otros. ”Manual de Farmacología del Doping” Ed.Alfa Beta Argentina
– www. aprenderacomer.com
– Artículos -”Vigorexia, la anorexia masculina”.Revista VIVA.septiembre2003
-“La otra cara de la búsqueda del ideal físico” Mariana Iglesias Diario Clarín Noviembre 2003.
-“Deporte y trastornos de la alimentación” Valeria del Castillo. Lic. en Nutricion.Un. de Salta

Agradecimientos

Lic. Carlos Mazzone Director del CENARED (Centro argentino de Excelencia Deportiva), Lic. Horacio Anselmi, Lic. Omar Di Lisio, Sr. Matías Campagnale; alumnos del los Profesorados de Educación Física “José Manuel Estrada”, y “Ceferino Namuncura”.