Profesor Néstor Trepode

Nos pasa a menudo, cuando nos ponemos a reflexionar por qué elegimos a nuestro médico, nos surgen respuestas tales como: “es un buen profesional”, “es responsable”, “me lo recomendaron”, etc. o simplemente porque en la sala de espera leímos una revista que nos gustó.

En el ámbito del entrenamiento personal es sumamente importante tener en cuenta las siguientes sugerencias al momento de la elección: de un entrenador personal:
• Capacitación(títulos)
• Experiencia(alumnos/as que han sido entrenados)
• Tener en claro la “filosofía” de trabajo del entrenador personal.
• Realizar una pregunta de más(no quedarse con dudas) en la entrevista personal.
• Saber si se pueden recuperar las clases perdidas.
• Recordar que lo ayudará en su área de acción(entrenamiento)

Si bien se podrían agregar una lista enorme creo que básicamente tenemos que tener en cuenta “ la profesionalidad” del entrenador y para los que estamos involucrados en el hermoso arte de entrenar, es útil tener presente las palabras de Ralph W. Emerson: “Entregar mucho de uno mismo. Saber que, por lo menos, la vida de una persona ha sido más fácil porque hemos podido ayudarla. Eso es haber triunfado.”

También es fundamental que “desmitifiquemos” que el entrenamiento personal es sólo para una élite, sino por el contrario una actividad que permite tanto al profesor como al alumno lograr sus objetivos en forma conjunta y en menor tiempo.

Otro aspecto a tener en cuenta es acostumbrarnos a trabajar en forma interdisciplinaria porque hoy es imposible saberlo todo, como “dato” ejemplificador de esto(experiencia personal) es que llega un momento en la pareja de entrenamiento, en que se genera una dependencia psicológica entre profesor -alumno y si el profesor no está preparado para “romper” ese lazo afectivo, no podrá ayudarle a su alumno a cumplir con sus metas ya que se comenzará a ser demasiado “subjetivo”, lo cual genera que el entrenador personal “se enganche” con el problema del alumno y se quite objetividad al trabajo.

Para culminar:
según la Asociación Argentina de entrenadores personales, un plan de fitness completo debería contar con los siguientes aspectos en la preparación física:
a. Entrenamiento con sobrecarga
b. Entrenamiento cardiovascular
c. Nutrición
d. Entrenamiento de la flexibilidad.

Recordar que por el bien de nuestro alumno/a debemos “exigirle” el apto físico para poder realizar un plan de entrenamiento que respete la individualidad de cada persona, además es de suma importancia que el entrenador personal tenga un capacitación especial en psicología del deporte, ya que el mejor de los planes se verán frustrado, si el alumno no está motivado para realizarlo.