Autores: Alexandre García-Mas, Miguel Morilla Cabezas, Marcelo Roffé
Publicación: 2012

¿Qué puede motivar a un grupo de académicos y profesionales a iniciar el largo y complicado camino de crear un test, comprobar sus características psicométricas en condiciones reales de prueba y trabajar hasta conseguir ponerlo a disposición de la comunidad de los psicólogos del deporte?

¿Por qué usar dibujos un tanto ambiguos que suponen más dificultad de identificación, en lugar de otro tipo de estímulos, como podrían ser las fotografías?

Y además, ¿por qué introducir por primera vez el concepto complejo y difícil de “proyectividad” en el campo de la psicología del deporte en lugar de adaptarse al paradigma estricto en vigencia actualmente?

Las respuestas que darán los autores de vasta experiencia en el área a estas preguntas, como ocurre con muchas cosas en la vida, son de distinto alcance y nivel. Van a justificar y explicar los porqués de la creación del Test Grafico de Situaciones Deportivas (TGSD), el cual es de fácil adminis- tración para los psicólogos del deporte.

Tal vez un test de este tipo, que quiere cubrir, por una parte, un hueco en el conjunto de herramientas de evaluación psicológica en el campo del deporte, y que desea, por otra parte, dar entrada al mundo de la evalua- ción psicométrica estandarizada a un sector importante de profesionales de la psicología de un marco teórico, que no se halla excesivamente pre- sente en las publicaciones científicas.

Todos los que en algún momento han tenido que trabajar con jóvenes deportistas, niños y niñas, saben lo difícil que es obtener de ellos información útil y fiable acerca del componente psicológico más interno en relación a la práctica deportiva que llevan a cabo. No solamente por las obvias dificultades de comprensión de las consignas de la mayor parte de test clásicos de lápiz y papel que están a nuestra disposición hoy en día, sino por el indudable factor de la deseabilidad social de los niños frente a los adultos que representan algo para ellos. Además, la sustitución de los ítems clásicos, con escalas Likert de respuestas múltiples, por estímulos gráficos –dibujos, en este caso– ha demostrado ya, en las administraciones que se han efectuado del TGSD, ser un avance en el realismo de las con- testaciones y comentarios, tanto cerradas como abiertas, que los jóvenes deportistas han dado al test.

Adquirir libro.