Entrevista Marcelo Roffe

Teniendo en cuenta la influencia que tiene el futbol en la vida cotidiana de la gente en nuestro país, ¿cómo describirías el “clima” previo e este próximo mundial? Usando la frase del título de uno de tus libros ¿estamos “con la cabeza hecha pelota”?

En la argentina el futbol se vive de una manera muy especial, es el deporte cultural de los argentinos, parece que nos fuera la vida en esto, se vive y se respira futbol, alimentado sobre todo por las publicidades. El tema es no sostener la creencia de que solo se disfruta el mundial si salís campeón o si ganas todos los partidos. La fiesta del futbol hay que disfrutarla más allá de los resultados, aunque a todos nos guste ganar…

Si lo pensamos ya desde la selección argentina ¿cómo describirías el perfil psicológico que presenta Argentina como equipo para este nuevo mundial?

Tiene un líder conduciendo, con lo cual, si hay líder hay construcción de equipo. El mejor jugador del mundo en sus filas, que es líder futbolístico y capitán más el apuntalamiento de dos caudillos como Mascherano y Zabaletta, esto hace que él perfil se optimo.

¿Puede tener desventajas, desde el aspecto psicológico, que un equipo como Argentina cuente en su plantel con “el mejor jugador del mundo”?

En un país como el nuestro es peligroso. Ya en 2010 se pensó que porque Maradona estaba en el banco y Messi dentro del campo de juego, éramos campeones, pero no es así. Messi es un extraordinario jugador, pero esto es un juego de equipo, no es un messias”, no puede salvar un país, va a lucir más si hay equipo.

Pensando en el trabajo profesional de un Psicólogo del deporte, ¿dónde se pone énfasis en el trabajo previo y durante el desarrollo del mundial?

Cuando representas un país siempre hay un plus de responsabilidad. Hay que trabajar esas presiones y transformarlas en metas y motivaciones, las presiones maniatan y merman el rendimiento de los deportistas, hablamos del estrés de la competencia y que pocos lo pueden manejar sin trabajo psicológico. La psicología del deporte es jugar con ventaja y aporta herramientas para manejar esos miedos, presiones, ansiedades y transformarlos en desafíos y retos (metas).

¿Cómo se trabaja con la subjetividad en un equipo? Y en ese sentido ¿se tiene en cuenta la subjetividad a la hora de pensar en el trabajo táctico y estratégico de un equipo?

Cada equipo es distinto y cada futbolista es diferente. Un líder toma en cuenta todos los detalles, hasta los más pequeños. La subjetividad es la clave del trabajo psicológico, saber que le falta a ese equipo y ayudarlos a optimizar el rendimiento en el aspecto mental.

Desde tu experiencia profesional, ¿quién se resiste más al trabajo “psi”, el jugador, el entrenador o el dirigente de la institución?

Desde mi experiencia de 20 años te puedo decir que primero se resiste el dirigente y segundo el entrenador y por último el futbolista. Lo que sucede es que sobran jefes y faltan líderes. Un líder nos ve como complemento, un jefe nos ve como amenaza…falta formación en entrenadores y dirigentes, y saber trabajar en equipo. Los jugadores cada vez consultan más en privado, a escondidas de entrenadores y dirigentes y se dan cuenta que nuestro aporte les suma. Tenemos que considerar que es un ambiente de mucha presión.

¿Cómo le impacta el psicólogo del deporte los resultados de un equipo? ¿Lo analiza exclusivamente desde el resultado: ganó o perdió?

No, los resultados son importantes para todos, porque a todos nos miden así, pero importa el cómo, importan los procesos, disfrutar del viaje. Los psicólogos del deporte hacemos mucho hincapié en las metas de desempeño, no solo de resultado, si mejoras el desempeño, el resultado llega solo, aunque el alto rendimiento te plantea que quizás das todo o haces todo bien
y perdés porque el rival es mejor.

Por último, cómo se sigue luego del mundial, ¿Cómo impacta anímicamente en el fútbol local el post mundial?

Primero se para todo y luego el entusiasmo se retoma con mucha fuerza. Igual creo que acá en Argentina hoy la gente es más hincha de su equipo que de la selección, quizás tiene que ver con nuestra endeble identidad.

Quién es?

Marcelo Roffe es presidente de la Asociación de Psicología del deporte Argentina (desde el 2003). Master en Psicología del Deporte (Uned/Complutense de Madrid, 2001). Licenciado en Psicología UBA (1990)
Docente en UBA y Untref. Trabajo en la Asociación del Fútbol Argentino, en las Selecciones Juveniles de Fútbol con José Pekerman. (2000-2006)
Autor de diez libros de la especialidad (uno de ellos en japonés), siendo los más conocidos “Psicología del jugador de futbol: Con la cabeza hecha pelota” y “Mi hijo el campeón: Las presiones de los padres y el entorno”, todos publicados por Lugar editorial.
Web: www.marceloroffe.com | Facebook/marceroffe | twitter: @elpartidomental

Publicado en la revista Contexto Psicológico Edición N° 52 | Junio 2014 | Mar del Plata | Argentina

STAFF
Director Editorial: Javier H. Vicente Manavella
Propietarios: Javier H. Vicente Manavella / Pablo Kersner / Martín I. Virgolini
Producción / Redacción: Javier H. Vicente Manavella / Pablo Kersner / Martín I. Virgolini / Roxana González Salaberry
Redacción: Sagastizabal 6361. Mar del Plata. Tel. (0223) 4714987. CP 7600. Buenos Aires. Argentina
Imprenta: Agencia periodística CID (Av. de Mayo 666 . Ciudad de Bs. As.)
Diseño y Publicidad: Caracolagráfica (0223) 155637336
www.caracolagrafica.com.ar / caracolagrafica@gmail.com