Natalia Szydlowski

Prof. Lic. en Nutrición. Antropometrista. Periodista Científica. Doctorando en el área de Nutrición Deportiva. Trabaja actualmente en fútbol juvenil del Club San Lorenzo de Almagro y en natación de invierno dentro del proyecto Unir el Mundo.

 

¡Cuerpo, mente, espíritu! resalta en una charla multidisciplinaria a jugadores juveniles de fútbol la Psicóloga Deportiva. Son esos tres elementos los que forman parte del entrenamiento invisible y que, hoy en día, se van incorporando paulatinamente en algunas instituciones. Ningún área es más importante que la otra, sino que van de la mano, ya que la psicología deportiva nutre a la nutrición deportiva y viceversa.

Los componentes nutricios constituyentes de la alimentación, junto con los aspectos emocionales esenciales que hacen a la comunicación y a la mente,son determinantes para la estructuración de la personalidad y el desarrollo saludable y deportivo.

En nutrición no siempre uno más uno es igual a dos. Existen diversas variables que pueden interferir en que finalmente, lo que fue calculado con fórmulas matemáticas y luego traducido en un plan alimentario, resulte efectivo cuando es llevado a la práctica. No necesariamente el incumplimiento puede deberse a una actitud del deportista, ya que no solamentedepende del tipo y cantidad de alimentos para cubrir los requerimientos energéticos que demanda el deporte, sino que además el atleta debe sentirse seguro y preparado para el esfuerzo que va a realizar.

La confianza y comunicación con el profesional de nutrición resultan básicas, para de esta manera resolver cuestiones que puedan provocar diversas dificultades. Entre ellas, disgusto por ciertos alimentos, cantidades, organización de las comidas, consumo de suplementos deportivos, traslados y viajes en general.

Más aún, muchas veces el día de la competencia puede desencadenarse sintomatología digestiva no presente en los entrenamientos fruto de los nervios. Aquí resulta esencial el trabajo coordinado e interdisciplinario para evitar que la alimentación aumente esa incomodidad.

Para tratar esto último, siempre antes de un evento importante, se debe probar el tipo, cantidad, y horarios de las comidas durante los entrenamientos. En nutrición deportiva, muchas veces la experiencia es la que permite encontrar la verdadera fórmula que garantice una alimentación adecuada, proporcionada, variada y completa.

Es por todo esto que resulta fundamental que el deportista sea responsable y comprenda la importancia de la nutrición en el entrenamiento. La alimentación es un “trabajo” que requiere planificación, organización, compra y finalmente preparación. Nada sencillo.

Así, el atleta debe ser monitoreado en forma constante para asegurar que los objetivos a nivel de estructura corporal, y energéticos del deporte a realizar se lleven a cabo.

Indudablemente, la colaboración en equipo de los que forman el entrenamiento visible e invisible facilitará y permitirá el desarrollo de la mejor performance del deportista.