Lic. Patricia Fuentes

Un lugar de acompañamiento positivo que..
La verdad es que los padres acercaron a su hijo al club o sociedad de fomento, y gracias a ellos (o a un abuelo, tío) “Dieguito” está hoy en “Menores” del club de Primera, entrenando para ser un buen futbolista . Son estos mismos padres “protagonistas”, los que, de un día para otro, quedan en segundo plano; ya el nene no les tiene tan en cuenta, ahora su “modelo” es el entrenador.
Así comienzan los cuestionamientos a las prácticas, la necesidad de participar aunque sea detrás del alambrado
¡¡¡No es justo quedar afuera, menos ahora que mi hijo es bueno y SE NOTA!!!-
Esta introducción refleja una situación que se repite mucho en todos los clubes de fútbol y genera conflictos entre padres, chicos y entrenadores.
Es por ello que quiero sugerirles un nuevo punto de vista para ayudar a sus hijos sin sentirse excluidos de su progreso.
PROPONGO QUE LOS PADRES SE SIENTAN PARTÍCIPES DEL EQUIPO DE TRABAJO.
SON IMPORTANTÍSIMOS PARA SUS HIJOS Y POR ELLO :
LO QUE DIGAN
LO QUE HAGAN
O LO QUE CALLEN, SUMA O RESTA PARA EL BUEN RENDIMIENTO DEPORTIVO
DE….”Dieguito”.
Los entrenadores tiene mucho trabajo para hacer, y es necesario que se ocupen de ello, sin tener que estar luchando con la ansiedad de los padres. Necesitan “ocuparse” de los niños aprendices, y no ” preocuparse” por un entorno conflictivo. En esto los padres (y me incluyo, ya que soy madre de deportistas) debemos colaborar con todo el cuerpo técnico, evitándole preocupaciones generadas por intervenciones negativas de nuestra parte.
¡¡Es fácil hacerlo, para nada imposible.!!
DEBEMOS RECONOCERNOS COMO UNA PARTE MÁS DEL EQUIPO. Nosotros somos importantes. El niño (si no es que está en la pensión del Club), pasa muchas más horas con nosotros que con su Director Técnico. Podemos destruir en segundos lo positivo que un D.T. construyó en meses; o afirmarlo y potenciarlo, colaborando con la causa.
Entonces, si como PADRES ocupamos un lugar en “la empresa”, necesitamos saber cuál es nuestro puesto, nuestro rol y cuáles nuestras tareas.
NUESTRO PUESTO: ” Acompañantes positivos”
NUESTRAS TAREAS: Fiscalizar que todo lo dicho o hecho por el entorno familiar colabore para el buen rendimiento deportivo. Depende de nosotros que “Dieguito” en casa siga creciendo como jugador y no que vaya por el camino equivocado
QUÉ ES SER “ACOMPAÑANTES POSITIVOS”
a )Saber que el juego le pertenece a “Dieguito” pero que él también nos necesita como apoyo. Fijarnos de remarcar lo positivo que ha hecho y señalar suavemente lo negativo, como una experiencia de aprendizaje.
Ejemplo: ¡Te equivocaste en ese tiro libre!, bueno veamos que podes aprender de esto “Dieguito”. Los problemas hijo, siempre van a estar, el tema es cómo los enfrentas.
b) Cuidar mucho “las palabras”. Piensen y analicen qué les dicen a sus hijos.
“Dieguito” necesita saber que por más que pierda o gane, sus padres siempre lo van a querer y respetar y que más allá de un buen jugador es una persona amada.
c) Acérquense para escucharlos en las malas y en las buenas, siempre preguntando si necesita ayuda; a veces nos metemos a salvarlos, cuando prefieren arreglárselas solos.
d) Respeten al D.T. que eligieron para su hijo, o que puso el club. La autoridad de juego ahora es él y es bueno para su hijo que esto sea así. Si no le gusta sáquelo del club, pero nunca juegue a los mensajes contradictorios:
ejemplo: ” Dieguito, ¿ Qué hicieron hoy en la práctica?…. otra vez lo mismo, ese D.T no sabe nada.
e) Premie a su hijo por EL ESFUERZO REALIZADO no haga “fiesta” cuando ganan y “silencios o insultos” cuando pierden. Reconozca en su hijo: el empuje, la concentración o las ganas que tuvo. El resultado va y viene, “Dieguito” está aprendiendo y cuanto más se equivoque, más datos incorporará en su computadora. La experiencia negativa para un Menor o Juvenil es APRENDIZAJE. Eso usted como padre debe recordárselo. Desarrollará así la capacidad de luchar frente a la frustración.
f) Fiscalice que “Dieguito” no pierda el placer por jugar al fútbol. Las sensaciones genuinas que llevan a “Dieguito” a estar en “Primera” son las mismas que sintió en su infancia cuando no tenía presiones u objetivos. El partido excelente, se juega cuando se está centrado en la tarea, desde las ganas y el placer de gambetear, golear, patear; cuando se vive el presente. Usted que le dice que entrene fuerte, no se olvide de recordarle este secreto millonario – ” No te olvides que estás acá por que el fútbol te apasionaba.”
BUENO, AHORA YA TIENEN UN LUGAR, LUCHEN POR SER PARTE DEL EQUIPO DESDE
SU PUESTO DE ACOMPAÑANTES POSITIVOS. ¡OJO! FISCALÍCENSE USTEDES MISMOS, NO SEA COSA QUE DESDE ADENTRO TRABAJEN PARA LA DERROTA. AHORA YA SABEN QUE USTEDES SON IMPORTANTES. TIENEN AHORA MAYOR RESPONSABILIDAD. NO PUEDEN DECIR CUALQUIER COSA. TODO LO QUE HAGAN SUMA O RESTA PARA “DIEGUITO” Y “DIEGUITO” LOS NECESITA Y NECESITARÁ SIEMPRE. PERO ¡OJO!, EL NENE QUIZÁS JUEGUE EN EUROPA, QUIZÁS JUEGUE LOS DOMINGOS CON AMIGOS O SEA EL D.T. DEL CLUB DEL BARRIO, EL TIENE QUE SABER, QUE PASE LO QUE PASE, USTEDES ESTARÁN AHÍ PARA AMARLO SIEMPRE.