Mag. Marcelo Roffé

EL MODELO VICA ADAPTADO AL ALTO RENDIMIENTO DEPORTIVO (VICAD)

VUCA es un término que fue tallado por Carlisle Barracks del ejército de EEUU y significa Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad. En español y portugués VICA.

Desde un tiempo a esta parte el mundo de las empresas y de los negocios es un mundo VICA. Verdaderamente descubrí esta idea que consideré distinta, leyendo el libro del prestigioso creativo argentino German Castaños “El pensamiento en Montaña rusa” que tuve el honor de prologar. Allí se me prendió la lamparita y me pregunté ¿Por qué no adaptarlo al alto rendimiento deportivo?

Y de eso se trata este artículo. Agregamos una letra y varios significados, algunos pensados con alumnos y colegas que nos enriquecen. Vengo trabajando en este concepto hace tiempo y considero que sintetiza las condiciones que uno tiene que conocer y a las que somete en el alto rendimiento deportivo (luego de 23 años de trabajar en el). Lo presenté en mi capacitación de diciembre en Buenos Aires “Persiguiendo la excelencia” con mucho éxito y acá les presento las modificaciones y fundamentos del nuevo esquema. Se podría hacer un VICAD mas positivo? Claro, pero uno siempre tiene que estar preparado para todo.

Primero presentamos el VICA (o VUCA) para el que no lo conoce:

Volatilidad: La velocidad a la que se producen los cambios y la variabilidad en el campo de las finanzas, pero en el campo social inestable, cambiante, inconstante. Palabras que nos sirven para lo que viene. En el área de la química y física, volátil es el término que caracteriza a los líquidos que se volatilizan rápidamente al estar en recipientes no tapados y se reduce a gas o vapor. Una sustancia volátil es un producto que tiene propiedad de evaporarse en temperatura ambiente, se escapa.

Incertidumbre: Las situaciones imprevistas se multiplican. La multiplicidad que influye en el acontecimiento de los hechos hace que los resultados sean imprevisibles e impredecibles. No hay previsibilidad, ni seguridad, ni garantías ni certezas, y puede significar perplejidad, duda, vacilación, recelo, inquietud, inseguridad, desasosiego. Y generar miedos.

Complejidad: Las organizaciones funcionan en un entorno que condiciona sus acciones y toda acción genera una reacción. Los elementos del entorno cada vez son mayores y variados. La comprensión del entorno exige un análisis de las variables que se ponen en juego cada vez mayor, un descubrimiento detallado de la muticausalidad que determina un resultado. No hay modo de medir los riesgos.

Ambigüedad: Haciendo las cosas igual y en las mismas condiciones no garantiza los mismos resultados. Las interpretaciones sobre los mismos hechos son diferentes. Los factores a considerar muchas veces son intangibles. El sentido puede ser ambivalente. Y puede una misma conducta, emoción, acción  o actitud, interpretarse de muy distintas formas.

Que agregue EN EL NUEVO MODELO adaptado al DEPORTE DE ELITE y porque?

 

En la V, agregue voluble que significa cambiante, inestable, versátil, tornadizo, variable, mudable, inconstante, voltario. Se aplican a las personas, ya sea a su carácter, ya sea a sus actitudes. Pero entiendo que también a las cosas o deportes. Un ejemplo, luego de trabajar en 12 equipos, 2 selecciones y 3 países y a partir de cómo se maneja el futbol hoy que comenzó siendo un juego, luego fue un deporte, luego fue espectáculo, luego fue un negocio y hoy es mas negociados que negocio y de su esencia queda poco y nada, y deporte en el que, muchos de los dirigentes no están formados como tales  y son mas hinchas que lideres, estamos en condiciones de afirmar que el fútbol es voluble. Es día a día, hora a hora, minuto a minuto.

En la I, agregamos incierto e inseguro que se desprenden de incertidumbre pero también inestable que significa falta de estabilidad (volátil, fíjense como todo se va relacionando), inconstante, cambiante, movedizo, precario, tornadizo.

En la C, a complejo le agregamos complicado y cambiante. No todo lo complejo es complicado, pero muchas veces si. Complicado es enmarañado, opuesto a fácil, enredado, difícil en la comprensión. Al ser humano le gustan las cosas difíciles, no las fáciles, allí reside el atractivo para poder lograrlo. El término cambiante se asocia a volátil e incertidumbre como quedó demostrado. Hay una conocida canción que hizo famosa la cantante argentina ya fallecida, la mundialmente célebre Mercedes Sosa, que era de autoría del chileno  Julio Numhauser Navarro y la denominó “Cambia, todo cambia”. Este es el comienzo.

“Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo…”

En la A, a ambigüedad le agregamos  ambivalencia. Definición que refiere a dos sentidos opuestos, posibilidad de que tenga dos valores distintos, estado anímico en que coexisten dos sentimientos “encontrados” (opuestos).

Y además de todas las palabras agregadas que enriquecen el esquema dándole más coherencia interna, lo más novedoso es el agregado de la letra D.

La D es dinámico y es descartable.

Dinámico, es también cambiante, permutable. La vida es así. Es el principio de Heráclito “nadie se baña dos veces en el mismo río”. El motivo es que el río nunca es el mismo, el agua cambia, y el otro motivo es que uno nunca es el mismo, cada día cambia (puede ser para mejor o para peor). Dinámico implica movimiento o lo produce.

Y descartable es tal vez la palabra más dura y cruel de todas las vertidas. Es que cuesta asumir que en el alto rendimiento deportivo somos todos descartables. No existe nadie imprescindible. Desechable es casi lo mismo. Los resultados que a veces no se logran e invalidan procesos eficaces, la dictadura del resultado que somete al alto rendimiento deportivo, ignora el factor humano, su dimensión y cambia piezas como si se tratara de maquinarias. Ese es el costado psicopatológico del deporte de alto rendimiento. Se usa y se tira. Lo pensado para los objetos de la posmodernidad se aplica con seres humanos. Como si los seres humanos deportistas o su entorno técnico o médico fueran pañales o televisores o zapatos o maquinitas de afeitar. No hay durabilidad, es un corto lapso de tiempo. Zygmunt Bauman lo describe muy bien en su libro “Amor liquido”. Hay que asumirlo y saborear cada minuto como si fuera el último. Aquí, ahora y este momento. Lo demás, nunca se sabe.

BIENVENIDOS AL VICAD, como se ve en los dos gráficos, ojalá les aporte las coordenadas necesarias para comprender el apasionante y aterrador mundo del alto rendimiento deportivo.

 

Abril 2018

COPYRIGHT