Dra. Patricia Wightman

Es una realidad que:
Cuando el cuerpo se desarrolla la mente se transforma.
La conducta descontrolada de un adolescente (específicamente el varón), se debe a la demora en el desarrollo del cerebro pre frontal, que actúa como una guía (juicio) de la conducta. Así también hoy sabemos que el proceso de mielenisación de las neuronas cerebrales se completa más tarde en la adolescencia tardía y esto explicaría conductas que se describen como “este chico tiene los cables pelados”.
Por estas y muchas otras razones biológicas, psicológicas y sociales, entendemos que el PERÍODO DE TRANSICIÓN DIFÍCIL (PTD) es un momento crucial de la formación del tenista.
Infantiles-menores-cadetes———>PTD———->Juveniles-profesionales
En este período también sabemos que se debe trabajar el físico para que el tenista se sienta más veloz, rápido, potente y seguro. ¿Qué actitud deben tener los padres, entrenadores y coaches?. Ser buenos modelos y ejemplos. El desconocimiento de los que guían en estas edades ayudan a la delincuencia, la agresividad y la violencia.
Tendríamos que pensar también en la afirmación reversible.
Cuando la mente se transforma el cuerpo se desarrolla.
El maestro del Zen D.T. Suzuki sugiere “el método Zen consiste en interiorizarse en un objeto hasta poder verlo desde su interior”.
“Conocer una flor, ser una flor, florecer como una flor y alegrarse cuando brilla el sol o cuando llueve”.
¡Cambia la palabra flor por tenista!.
Con paciencia y metodología se educa una mente cuya capacidad en potencia es infinita, cuya posibilidad es la de una perfecta armonía.
Sin confusión, ansiedad y sensaciones negativas de estar solo y ser infeliz.