El pasado 20 de junio se llevó a cabo en la sede de la Asociación de Psicología del Deporte Argentina una nueva edición de las “Noches APDA”. En esta oportunidad tuvimos el placer de contar con la presencia de Pablo Lombi, ex jugador y entrenador del seleccionado masculino de hockey, y actualmente entrenador de la primera de damas de hockey del Club Náutico Hacoaj. Quienes asistieron a este evento pudieron escuchar a Lombi hablar de su experiencia de trabajo con profesionales de la psicología tanto en su etapa de jugador como de entrenador.

A lo largo del evento, Lombi se refirió a la importancia del factor mental en el deporte de alto rendimiento y destacó el valor del trabajo del psicólogo del deporte en la etapa de la iniciación deportiva: “Si tuviese la posibilidad de incorporar a un psicólogo en divisiones formativas trabajaría toda la parte de manejar el partido, el poder disfrutar del partido independientemente del resultado, y de a poco poder ir llevándolo a la parte competitiva… (fundamentalmente) el disfrute, porque muchos vienen con la presión de los padres y del tema de los goles”. “Vos con los chicos trabajás técnica y tácticamente, y estaría buenísimo poder hacerlo mentalmente. Si lográs que desde chicos se hagan fuertes mentalmente, cuando sean más grandes vas a tener menos problemas”.

Destacó además aquellos factores por los cuales se generan aún hoy ciertas resistencias de parte de algunos entrenadores y dirigentes a la hora de contratar a un psicólogo del deporte. Para Lombi es clave la aceptación que logre el profesional con el equipo, y en esto marcó como importante la forma de presentarse del psicólogo y que éste pueda explicar con claridad cuál va a ser su función y qué es lo que va a venir a hacer.

“Hoy muchos colegas están incorporando psicólogos (…) todos de alguna manera están incorporando esta parte del trabajo y están apostando a la parte mental”.

“En mi opinión el aspecto mental es muy importante sobre todo en los partidos (…) creo que hay muchas cosas para trabajar y por suerte hoy se está aceptando mucho esto de incorporar al psicólogo”.

El encuentro contó con un buen número de asistentes, quienes colaboraron en generar un clima ameno y participativo. Siguiendo el tradicional espíritu solidario de las Noches APDA, durante el evento se recaudaron alimentos no perecederos para colaborar con un comedor infantil.
Agradecemos profundamente a Pablo Lombi por su disposición para participar de esta nueva edición de las Noches APDA.

Los esperamos a todos para participar de una nueva Noche APDA en breve. ¡Hasta la próxima!