Lic. Patricia A. Fuentes

La idea de trabajar en equipo como corresponde (Entrenador-deportista-Preparador Físico-Psicólogo Deportivo, surgió de la entrenadora la Sra. Fernanda Shaw, la cuál teniendo afinidad con el tema y manteniéndose al tanto, me convocó. Tuvimos nuestra primera entrevista, le conté en qué consta el trabajo desde lo mental e intercambiamos ideas e informaciones. Ella le propuso a su deportista el trabajo en conjunto con una psicóloga deportiva. La voltereteadora aceptó con gusto, ya que como futura Profesora de Educación Física ( sólo le restan algunas materias), conoce la importancia del tema. Como psicóloga deportiva, encontré un binomio entrenadora/deportista, dispuesto a trabajar el área mental, esto significa comenzar por el camino correcto. Para trabajar con eficacia tanto el entrenador como el deportista deben estar dispuestos, abiertos y convencidos del aporte del entrenamiento mental y que el ser humano es un todo…..de lo contrario sería una tarea muy difícil.

Desarrollo del trabajo

(Los datos personales y confidenciales permanecen reservados por secreto profesional)
Primera parte: El primer acercamiento con la deportista fue a través de dos entrevistas. En la primera nos conocimos, hablamos sobre la elección del deporte, sus objetivos y metas, su historia (a grandes rasgos) y su motivación para la competencia Mundial. En la segunda comenzamos a planificar juntas el entrenamiento.
Segunda parte: Planilla de planteamiento de objetivos Se establecieron objetivos a corto, mediano, y largo plazo. En este caso fue muy especial esta etapa ya que se trabajó muy bien los objetivos a corto plazo, lo cuál le brindó a ella y su entrenadora una mejor organización en el entrenamiento semanal. Cada sesión de entrenamiento llevaría desde ese momento, una planilla de calificación en el cumplimiento de objetivos y los mismos serían especificados antes de empezar la sesión.
Tercera parte: Análisis del autodiálogo Este encuentro nos sirvió para descubrir juntas, qué es lo que ella se dice, antes, durante y después de una competencia; qué palabras usa, si se autoestimula o se autodestruye, si se castiga o se motiva, si se tiene confianza, si se exige o presiona a sí misma, etc. La deportista me trajo repetidas veces lo pensado “para decirse” en la competencia, luego lo analicé para encontrar qué palabras eran las más oportunas y cuales las negativas. Por supuesto ella aprobaría su gusto por cada frase, un deportista tiene que estar convencido de lo que se repite mentalmente a si mismo. Es necesario la evaluación, ya que muchas veces creen decirse lo mejor y resulta que usando palabras o frases contradictorias, se están presionando o desmotivando.
Cuarta parte: Ejercicios Sesión por medio, contó con ejercicios detallados para, con esmero y disciplina, trabajar su concentración. Una vez explicados y entendidos (realizados en la sesión de entrenamiento en el club), ella debería realizarlos en su casa, en el colectivo o en el lugar que ella eligiera. Lo importante fue lograr la rutina de ejercitarlos, por lo menos 15 minutos por día. La voltereteadora puso mucha dedicación. En cada sesión que seguía a la explicación de un ejercicio, discutimos sobre las dificultades que aparecieron o los logros que se vieron al realizarse cada uno de ellos. Se realizó también un ejercicio grupal entre la entrenadora y la voltereteadora, aplicando bionergética, basado en los trabajos de Alexander Lowen con una reflexión y orientación final.
Quinta parte: Relajación y Visualización Introduje a “the vaulter” en la respiración profunda, quizás esto fue lo más dificultoso para trabajar por la dificultad edilicia. Se afianzó y se sistematizó mucho en la visualización, concepto que ya trabajaba gracias a su entrenadora. Al estar ejercitada en el tema, se facilitó mucho este trabajo.
Sexta parte: Observación de competencias Nacionales Esta etapa se ha visto limitada frente a las lluvias y frente a la crisis que atravesamos que limitó el número de competencias. Igualmente cuando hubo observación, se hizo para analizar el desempeño de ella desde lo actitudinal (en ningún momento desde lo técnicotáctico), y el uso de todas las herramientas con las que contaba ya de su entrenamiento mental. Posteriormente se realizó el trabajo de análisis de la competencia, sacando siempre lo positivo, ya sea aprender de los errores, o valorar los logros obtenidos con esfuerzo.
Cada encuentro se realizó en el Club Hípico del Norte, donde al ambiente fue de cordialidad y amistad. Lo relatado tuvo lugar en los meses de Abril, Mayo y Junio. Contamos con el apoyo de otra entrenadora y juez de volteo, Georgina Fernández Vergano, y gracias a que establecimos una buena empatía, cada reunión tuvo éxitos a nivel diálogo y a nivel práctica.
Todavía seguimos trabajando y lo haremos luego de la competencia en España. La gran equivocación en el trabajo con el Psicólogo del deporte, es creer que es fácil, y que con unos pocos meses me aseguro que voy a ganar. No se trata de eso, si algo tratamos de enseñarles a los deportistas es justamente el concepto de no pensar en resultados, sino en excelencia, en dar todo y en buscar en cada derrota, el aprendizaje y lo positivo, para aplicarlo luego. Al pensar en resultados nos estamos autopresionando. No es que no queramos que el deportista gane, por supuesto que ese es el objetivo más esperado; pero sabemos cuál es el camino (los grandes en deportes, hablan de “pasión”, “vivir el presente”, “ser 100% su juego”, etc. El secreto radica en saber exigirse en el entrenamiento ( organización, puntualidad, asistencia perfecta) y saber disfrutar en la competencia, para poder gozar del placer de competir. Generalmente los atletas mediocres, disfrutan por demás en el entrenamiento y se exigen en conseguir lo que ya no se entrenó, cuando se ven en medio de un torneo. Busquen la organización, el placer y el esfuerzo.
Aprovecho este medio para agradecerles tanto cariño y dedicación. Somos un equipo y más allá de los resultados que se obtengan, hemos dejado en claro que a la eficiencia se la consigue con trabajo, dedicación y esfuerzo. Para todos ustedes, espero que este ejemplo de trabajo de entrenamiento mental, les sirva para contagiarse a trabajar fuerte, tener sueños y dar lo máximo En cada entrenamiento en su Club. Gracias.